33 Viviendas sociales

Melilla
2010

La proximidad de dos cuarteles que generan recintos de gran escala, infranqueables a la ciudad, determina un entorno caracterizado por tapias altas y calles deshumanizadas sin uso, más allá de la circulación rodada. De ahí que el edificio plantee una secuencia de espacios intermedios entre la calle y la casa.

El edificio alberga 33 viviendas distribuidas en tres plantas. La unidad de agregación consiste en cuatro paquetes, de dos o tres viviendas cada uno, organizados en esvástica en torno a un patio que garantiza la ventilación cruzada. Cuatro pasarelas se despliegan tangencialmente desde el centro para servir a cada uno de los cuatro brazos, iguales dos a dos. Dichas pasarelas se amplían junto a los núcleos verticales, donde se concentran y se cruzan los vecinos. Se trata de calles elevadas exteriores con contrastes de luz, corrientes de aire y fugas visuales hacia el paisaje.

Dos materiales: el ladrillo y el acero galvanizado se utilizan en la fachada y en las pasarelas. La unidad del material refuerza el carácter exteriorizado de los espacios intermedios. El ladrillo permite celosías que garantizan la ventilación cruzada de las viviendas, sin generar conflictos de intimidad, así como mejoran la ventilación natural del aparcamiento. Las celosías de acero galvanizado resuelven la intrusión de los huecos en planta baja. Filtros permeables a la mirada, el aire y la luz buscan una atmósfera de penumbras en un edificio expuesto al clima del norte de África, especialmente húmedo y caluroso. Un único hueco por vivienda aglutina las ventanas de varias estancias. El orden de la fachada corresponde a la variación tipológica que combina viviendas de una y dos habitaciones.

La vivienda se organiza mediante un damero de habitaciones comunicantes, donde los dormitorios se disponen en los extremos, buscando privacidad y eliminando pasillos. Todos los espacios se interconectan visualmente en un continuum espacial y las puertas correderas de gran formato regulan el funcionamiento de la casa. A excepción del baño, todas las habitaciones tienen un tamaño similar, lo que favorece la desjerarquización de la planta.